Sobre mi

HOLA!

Mi nombre es Vanessa, y antes de nada, agradeceros el interés por mi trabajo y daros la bienvenida a Belle Photography.

Empecé  en  el mundo  de la  fotografía  casi por casualidad en 2014, fue casi como una terapia ‘anti-estrés’, me ayudaba a desconectar del mundo y unía mis dos pasiones  en una misma profesión. La fotografía y los niños.

Al poco empecé a fotografíar recién nacidos, formándome con grandes profesionales.

Tengo la gran suerte de haber convertido mi hobby en mi profesión.

Concibo la fotografía como algo con muchísima vida, así que mis  trabajos todos son en tonos claros y con mucha luz.

Sobretodo con los más pequeños de la casa, los colores neutros y claros me transmiten paz y tranquilidad y es lo  que pienso que un bebé aporta además de alegría.

La etapa de recién nacido es muy corta, pasa sin darnos cuenta, es por eso que considero tan importante capturar en imágenes esos primeros momentos de su vida para poder volver a revivirlos una y otra vez. Y es  que la fotografía es la única forma posible de volver a vivir un instante pasado.

En mi trabajo soy perfeccionista, meticulosa y detallista.

 

¿Por qué elegir a un profesional?

 

EXPERIENCIA

Tras 4 años trayectoria profesional con recién nacidos y miles de horas de trabajo, os puedo asegurar una gran  experiencia.

Son muchas las familias que han confiado en mi trabajo y tienen preciosos recuerdos en sus casas.

SERVICIO

Cada  cliente  tiene un trato único y exclusivo.  No sólo  nos  basamos en realizar las sesiones fotográficas sino que también hablamos, contamos anécdotas y damos consejos. En todo momento podéis contar con mi apoyo si me necesitáis.

SEGURIDAD

Me atrevería a decir que es el factor más importante. Ponéis en mis manos a vuestro tesoro más preciado, con   apenas días de vida, frágil y delicado. No forzamos posturas en las que el bebé está incómodo ni  utilizamos atrezzo que no sea seguro para conseguir una foto.

¿Por qué con Belle Photography?

 

Os garantizo una sesión cómoda, amena y tranquila en la que en todo momento podéis ver al bebé. En las sesiones de recién nacido no vale con tener una cámara o ser fotógrafo profesional, hay que tener una formación especial, ya que es un trabajo muy delicado.

Son instantes mágicos los que conseguimos capturar.