Tu sesión newborn

¡Hola!

 

Enhorabuena por la llegada de tu bebé, y millones de gracias por confiar en mí para algo tan delicado como es su primera sesión de fotos.

Mi nombre es Vanessa y soy la fotógrafa de Belle Photography.
Mamá de dos niñas y con más de 7 años de experiencia trabajando con recién nacidos, mi trabajo es mi pasión y disfruto creando momentos que os emocionen cada vez que los veáis.

​Mi estudio está situado en El Vendrell y está dedicado y diseñado especialmente para las sesiones newborn y de bebés.
Dispongo de una gran variedad de atrezzo de la mayor calidad, seleccionado cuidadosamente para adaptarme a las necesidades de mis pequeños mini modelos.

                                                   …………

Aquí podrás encontrar toda la información acerca de mis sesiones de recién nacido; porqué es importante que el bebé tenga menos de 15 días, qué hace falta que traigas y qué no, el tiempo que necesitamos para realizar la sesión, cómo se desarrollan mis sesiones, etc.Si después de haber leído esta información tienes alguna duda, por favor, escríbeme y trataré de ayudarte a resolverla encantada.

Lo primero que debes de tener en cuenta es la seguridad de tu pequeñ@. Algo que, para mí, es primordial.
Nunca llevaré a cabo ninguna posición que comprometa la seguridad del recién nacido, ni ninguna pose en la que él no se sienta cómodo. No todos los recién nacidos son iguales y, por lo tanto, no todos se sienten a gusto en las mismas posiciones.
Tu bebé será quien marcará el ritmo de la sesión en todo momento, será también quien marque las poses que podremos trabajar con él, y las que no.
Nunca se le forzará a estar en ninguna posición.

Como profesional dedicada a la fotografía de recién nacidos, me he formado en diferentes talleres y con los mejores profesionales del sector, para tener todo el cuidado y la seguridad a la hora de trabajar con tu bebé, así como para poder ofrecer el mejor servicio posible a mis clientes.
Para mí es muy importante que tengas plena confianza en mí, porque durante unas horas tu tesoro más preciado estará en mis manos.

 

El principal objetivo de estas sesiones es poder guardar un recuerdo único, para siempre, de cómo era tu bebé en sus primeros días de vida, mientras duerme en unas posiciones relajadas y tranquilas. Para lograr esto, debemos crear un ambiente relajado, tranquilo, cómodo y calentito para que nuestro mini modelo se sienta protegido y en calma. ¿Quieres saber cómo lo consigo?

En primer lugar, es importante que el bebé esté con la barriguita bien llena mientras le realizamos la sesión. Normalmente todos los bebés caen en un sueño profundo cuando terminan de comer, lo cual aprovecho para que, a la hora de manipularlo, no se despierte.
Lo ideal sería intentar cuadrar las tomas para que le des de comer en el estudio, nada más llegar. De ésta forma podremos desnudarlo antes de que coma para, si se queda dormido durante la toma, no tener que molestarlo y despertar después.

Además es muy importante la temperatura, que en el estudio la tendremos constante en unos 27ºC, tanto en invierno como en verano.
Las fotografías se le harán, en su mayoría, desnudito. Así que debemos evitar que nuestro protagonista pase frío. Por este motivo, os recomiendo que vosotros traigáis ropa ligera para no pasar demasiada calor durante la sesión.

Y, por último, debéis saber que haré uso del ruido blanco.
Es un ruido que a los recién nacidos les recuerda al ruido que escuchaban dentro de la tripa de mamá y les ayuda mucho a relajarse y conciliar el sueño.

Las sesiones de recién nacido se realizan siempre en el estudio, con luz natural, en El Vendrell (Tarragona).
Lo ideal es que quedemos por la mañana, alrededor de las 10h/10:30h. La razón principal es que la mayoría de recién nacidos acostumbran a tener el sueño cambiado, lo que se traduce en que están más tranquilos y duermen más por la mañana, y por la tarde están más activos.

 

Para el bebé no hace falta que traigas nada de vestuario, le haremos las fotografías desnudito en su mayoría o haremos uso del atrezzo que tenemos en el estudio.
Puedes decirnos los colores que te gustan, y los que no, para adaptar la sesión a tus preferencias. Y si hay alguna fotografía mía que te guste especialmente, puedes decírmelo y la haré lo más parecida posible. No suelo hacer dos fotografías 100% iguales, ya que me gusta que cada bebé se lleve a casa un recuerdo único.

Lo que es muy, muy importante que traigas, es un chupete.

Sé que si le das lactancia materna es posible que no te guste la idea, pero créeme si te digo que muchas veces puede resultar el éxito o el fracaso de la sesión.
Ayuda al bebé a calmarse y conciliar el sueño de manera más sencilla. Así que, por favor, recuerda traer el chupete. Muchas veces no lo uso para nada, pero al tenerlo «por si a caso», es una forma de poder conseguir las fotografías que buscas al contratar tu sesión newborn.
Al usarlo únicamente durante la sesión no va a entorpecer la lactancia.
Si no lo traes porque no quieres usarlo y tu bebé no se deja posicionar bien, haré lo que pueda. Pero ten en cuenta que no me hago responsable si no puedo trabajar bien en la sesión, o si no conseguimos fotografías del bebé dormido y bien posicionado.

También es ideal que os traigáis un pequeño desayuno, ya que pasaremos unas cuantas horas en el estudio y os puede dar hambre. Por el tema del Covid no podemos ofreceros nosotros el desayuno como lo hacíamos antes.

En las sesiones de recién nacido incluyo fotografías con los padres y/o hermanos mayores, siempre que vosotros queráis.
Si os apetece haceros estas fotografías, mi recomendación es que uséis colores neutros y los combinéis entre vosotros (blancos, beige, marrón clarito…).
O, si lo preferís, también podéis llevar el torso desnudo para hacer el piel con piel, que son fotografías muy tiernas (¡y mis favoritas!).
Si optáis por las fotografías vestidos, es muy importante que las camisetas que uséis no tengan logotipos o dibujos grandes que distraigan la atención.
Lo ideal es que traigas una segunda muda de recambio, ¡ya que al tener al bebé desnudito pueden ocurrir pequeños accidentes!

 

Este tipo de sesiones acostumbra a ser larga. En función del pack que hayáis reservado, y también dependerá de nuestra pequeña estrella el tiempo que pasemos en el estudio.

Nada más llegar, lo primero que haremos será desnudar al bebé y darle de comer envuelto en un empapador para evitar accidentes. Una vez haya terminado de comer, lo cogeré y le terminaré de dormir yo para evitar que el cambio de brazos le moleste si se queda dormidito.

Hay que tener en cuenta las necesidades de nuestro protagonista durante la sesión; muchas veces necesitan comer en los cambios de escenario, deben ser aseados (no te preocupes si se hace pipí o caca en las telas o accesorios, o, incluso, encima mío. ¡Es algo que ocurre con más frecuencia de la que puedas creer!). Pueden ponerse nerviosos y que les cueste más dormir… o, simplemente, quieren estar en brazos de su mami.
Todo gira entorno a nuestra pequeña estrella, por eso es difícil establecer un horario de forma general. Cada bebé es distinto y cada uno marcará su propio ritmo.

Para mí lo más importante es entregar un buen reportaje, sin limitaciones de horarios. Debido a esto, lo ideal es que reserves toda la mañana para hacer la sesión.  Esto no quiere decir que vayamos a pasar toda la mañana, pero es importante que vengáis relajados y sin prisas, así podréis disfrutar al máximo de esta experiencia única.

​En el estudio es muy importante que se mantenga un ambiente relajado y tranquilo, así que te pediré que asistan un máximo de dos adultos a la sesión.
Si el bebé tiene hermanitos mayores, haremos las fotos familiares y de hermanitos al principio de la sesión para que luego puedan salir a jugar al parque.
Cuando un niño pequeño pasa demasiado rato encerrado, suele aburrirse con facilidad y, por tanto, se mueve continuamente. Es algo muy natural, pero a los papis suele incomodarles y se acaban poniendo nerviosos. Esto se refleja en el bebé, que se despierta más a menudo y no permite que la sesión se desarrolle con normalidad.

 

Espero que toda la información que te he dado te sea útil. No dudes en preguntarme cualquier cosita, porque estaré encantada de ayudarte.​

¡Estoy deseando conoceros!